Hoy Renazco… Ritual para el día de tu cumpleaños

 

[vc_row][vc_column width=’1/4′][/vc_column][vc_column width=’1/2′]Hoy es tu primer amanecer

Los primeros rayos de Sol traen consigo la manifestación de un Nuevo Ciclo, traen el regalo de poder Re-Crearte desde la plenitud que has sido, eres y serás.

Hoy, a través de este Ritual, te proponemos Re-Nacer con fuerza, sin miedos, permitiendo que florezca tu semilla más pura, más verdadera.

Necesitas….

  • una cinta blanca (si no la tienes blanca puedes usarla de otro color)
  • una vela que va a simbolizar el elemento Fuego
  • un cuenco con tierra o una planta que va a simbolizar el elemento Tierra
  • una pluma que va a simbolizar el elemento Aire
  • un cuenco con agua mineral que va a simbolizar el elemento Agua.
  • 7 papelitos cortados en forma de rectángulo de la medida de una palabra
  • elementos como flores, piedras, fotos…y todo aquello que simbolice para ti fuerzas, energías y poderes que quieres acoger en tu nueva vida.
  • lápiz.

 

Dónde….

Encuentra un momento y un lugar tranquilo y sólo para ti. La hora más adecuada para realizar el Ritual es el amanecer, pero cualquier momento del día es válido.

Puedes realizar el Ritual en silencio para recogerte más o escoger una música suave y dulce que te acompañe.

 

El Ritual….

Coge la cinta blanca y traza un círculo en el suelo. El interior de este círculo va a ser el útero que gestará tu Re-Nacer.

Coloca cerca del círculo todos los objetos que has preparado.

Observa el círculo y con una sonrisa interna llena de amor , gratitud y reverencia, introdúcete  dentro  de él.

Empieza la gestación…

Siéntate cómodamente, cierra tus ojos y respira largo y profundo sintiendo el espacio neutro y fértil que ocupas.

Ábrete a recibir desde la intuición y el corazón los mensajes que están disponibles para ti en éste día mágico.

Con cada inhalación las brasas vivas y cálidas de tu corazón se iluminan y con cada exhalación resbalan hacia la tierra todos los condicionantes antiguos que ya no te sirven..

 

Junta las palmas de las manos delante del pecho y baja tu cabeza mostrando  respeto hacia el gran Maestro, el Corazón. Abre tu ojos y deja que sea Él quien guíe este Ritual.

 

Coloca fuera del circulo y en dirección Norte la planta o la tierra simbolizando el elemento Tierra  , de igual forma coloca en dirección Sur la vela simbolizando el elemento Fuego , en dirección Este coloca la pluma simbolizando el elemento Aire y en dirección Oeste el vaso de agua simbolizando el elemento Agua.

 

Nuestro cuerpo es una combinación única de estos cuatro elementos, agradece y permite que ellos creen tu cuerpo físico.

Ahora vas a llenar tu círculo uterino con todo lo que deseas y sientes que quieres que forme parte de ti a partir de ahora.

Coge las flores, piedras y los elementos que hayas escogido y colócalos , con escucha interna y mucha presencia,  dentro del circulo aportando a tu Re-Nacer todo aquello que quieres que  apoye, nutra y fortalezca tu vida.

Escribe en cada uno de los 7 papelitos las palabras, adjetivos y atributos que quieres que te definan a partir de ahora focalizándote en aquellos que describen  la mejor versión de ti mism@ .

Una vez tu círculo uterino está colmado con todo lo que te va a acompañar en éste nuevo Re-Nacer, tómate unos minutos con los ojos cerrados para respirar lenta y profundamente.

Deja que cada elemento que forma parte de tu circulo vaya cogiendo espacio dentro de ti configurando este nuevo Ser que está a punto de nacer, inhala la vibración que desprende cada palabra, cada Elemento, cada objeto e integra. Exhala permitiendo que germine dentro de ti tu Creación.

Quédate en tu útero el tiempo que desees.

Cuando sientas que es el momento de abrirte de nuevo a la vida, abre los ojos. y coge el vaso de agua, bébela notando como dota de vida cada semilla plantada en tu interior.

Respira profundo maravillándote de cada forma, de cada color, del milagro de la creación.

En voz alta y firme pronuncia:

“Yo, tu nombre, Re-Nazco hoy como un Ser pleno de  Alma libre y  Cuerpo sano. Desde el amor, la  fuerza y la sabiduría que me nutren me dispongo a vivir en plenitud y prosperidad.

Gracias, gracias, gracias”.

 

Puedes pronunciar cualquier otra frase que te nazca.

Coge el vaso de agua, bébela notando como dota de vida cada semilla plantada en tu interior.

 

¡Bienvenid@ a la aventura de la vida!

[/vc_column][vc_column width=’1/4′][/vc_column][/vc_row]

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres saber todo lo que estamos preparando para compartir contigo en este hogar?

Déjanos tu correo y comienza a recibir hoy mismo todas nuestras noticias.